Décimo cuarta entrega de “Daniela, crónicas de una niña obesa”

  • Dieta del pomelo:
    Pobrecita Daniela si tuviera que hacer esta dieta toda una semana. Tres días enteros comiendo solo pomelo y los 4 días restantes tomaría también el pomelo como postre. Solo con pensarlo ya siento repugnacia a pesar de que sus defensores publicitan sus virtudes, alegando que quema grasas y baja el colesterol, además de limpiar el hígado y el riñón.
    Lo que no dicen es que esta dieta sacrifica las proteínas musculares porque no se reponen con la alimentación, muy peligroso en épocas de crecimiento. Además el pomelo es una fruta que no la puede tomar todo el mundo ya que puede ser perjudicial en personas con gastritis, úlcera gastroduodenal y en pacientes a tratamiento con medicamentos que se metabolizan en el hígado.
  • Dieta del ajo:
    Si la risa adelgazara, esta dieta sería la más efectiva. No consiste en comer ajo todo el día, sino ponerlo en el ombligo. Su funcionamiento es como sigue, al comer de más se te hincha la barriga y el ajo se clava haciéndote daño.
  • Dieta del calendario:
    Solo se pueden comer los alimentos que empiecen por la letra del día de la semana. No sé cual es el país de procedencia de esta dieta pero en español no está nada mal ya que el martes o el miércoles se pueden comer magdalenas, melindres, milhojas, marisco, morcilla, miel, etc. No especifica cantidades por lo que lo más probable es que engordes porque no faltan platos y sobre todo postres que empiecen por esas iniciales.
  • Dieta de Hollywood:
    Es muy descompensada tanto en cantidad como en calidad de alimentos. Sólo permite proteínas, nada de hidratos de carbono, sin pasarse de 600 kcal diarias, lo que equivaldría a 2 chuletas de cerdo para todo el día, sin nada más. ¡Con esta dieta sí que te mueres de hambre!
  • Dieta del marisco:
    Solo se puede comer marisco, por lo que no creo que se la pueda permitir mucha gente, por dinero y por salud, ya que es muy desequilibrada nutricionalmente y con potenciales efectos secundarios graves sobre todo en personas con el ácido úrico elevado.
  • Dieta de la cerveza:
    En esta dieta sólo se puede beber cerveza y nada menos que 2,5 litros al día, es decir, tengo que emborrachar a Daniela y asi no come.

Continuará…

Anuncios