Crema exuberante

Las estanterías de nuestros baños están repletas de multitud de productos, que clasificamos la mayoría de las veces, por el precio que nos costó cada uno y no por otros criterios más coherentes. De esta forma, los productos de “marca” están apartados en un lugar preferente del armario lejos del alcance de los niños y los demás productos que compramos más baratos en perfumerías, droguerías, supermercados o Internet, los ponemos al alcance de toda la familia y cualquier miembro de la misma, los puede utilizar.
¿Se acuerdan de la película “Mi gran boda griega”? Si no la vieron, les aconsejo que la vean, se divertirán un poco. En este film el patriarca de la familia cura todos los males con un limpiacristales: sarpullidos, heridas, granos, etc.
¿Ridículo, verdad? Pues ahora piensen por un momento, en el trajín de una mañana de un día cualquiera en un hogar familiar e imagínense la siguiente situación:
– ¡Mamá, tengo la cara muy seca, el frío me está matando! -dice el hijo de 13 años.
– Échate mi crema antiarrugas que tiene una consistencia más espesa que la que te pones habitualmente y seguro que te protege más.
– ¡Mamá en el colegio se ríen de mi pelo porque dicen que parece un nido de pájaros de lo encrespado que está! – grita el niño de 7 años, intentando aplastarse el pelo.
– ¡Lávate con el champú alisador de pelo de tu hermana! -dice con paciencia la madre.
¿Me creerían ustedes que si ese comportamiento se repite a menudo, los niños de esta señora pueden desarrollar un crecimiento nada estético de sus mamas? ¿No, verdad? Eso podía ser con el limpiacristales, pero ¿cómo puede suceder con una crema o con un champú, aunque se usen a diario?
Lean por un momento el siguiente extracto de un prospecto de una crema vaginal incluida en el vademécum médico:

Crema vaginal
Composición:
0,1 % de estriol.
Indicaciones:
Tratamiento hormonal sustitutivo de la atrofia del tracto urinario bajo asociada con la deficiencia de estrógenos (menopausia femenina o tras castración quirúrgica) que produce dispauremia (dolor en el coito), sequedad y prurito vaginales.
Contraindicaciones:
Cáncer de mama y de endometrio, hemorragia genital no diagnosticada, hiperplasia del endometrio no tratada, tromboembolismo venoso no tratado o antecedentes del mismo, alteraciones de la coagulación y enfermedad hepática aguda o historia de la misma y porfiria.
Posología:
Una aplicación al día preferentemente por la noche.

Leído así, ustedes me dirán: – Es un medicamento, ¿qué tiene de especial?
Tienen ustedes razón, es un medicamento y como tal debe llevar adjunto un prospecto explicativo de las indicaciones, contraindicaciones, efectos secundarios, interacciones y posología.
Pero, y si les digo a ustedes que el componente de esta crema vaginal lo pueden encontrar a la venta en Internet incluido en una crema antiarrugas, ¿qué me dirían?

Crema antiarrugas:
Composición:
Palmitoyl tetrapéptido-3 y otros componentes, además de DHEA 0,5 %, estriol 0,1 %, vitaminas y té blanco.
Posología:
2 aplicaciones al día.

En su composición lleva 2 hormonas: una con propiedades masculinizantes, la DHEA (dehidroepiandrostendiona) y otra al revés con propiedades feminizantes, el estriol.
No se incluyen advertencias, contraindicaciones ni efectos secundarios, nada. Parece que el consumidor tiene que saber mucha química si no quiere acabar trasquilado.
Ambas cremas tienen en común el estriol, una hormona sexual femenina que como tal, tiene propiedades feminizantes. Un mal uso de este producto puede dar lugar a problemas médicos sobre todo en la etapa infantil y en la puberal, y uno de ellos es el desarrollo de ginecomastia.

Pan
La ginecomastia es un agrandamiento de la mama masculina debido a la proliferación del tejido glandular mamario mayor de 4 cm de diámetro, acompañado en ocasiones de dolor. Debemos distinguirla del acúmulo de grasa, por la presencia en la ginecomastia de cordones fibrosos al palpar la mama. Es un proceso benigno, ya que rara vez degenera en cáncer de mama, pero va acompañado de problemas estéticos y psicológicos.
La ginecomastia se produce por un desequilibrio entre andrógenos y estrógenos.
Un varón normal presenta concentraciones en sangre de ambas hormonas, de hecho, los estrógenos: estradiol y estrona se encuentran en el hombre en unas concentraciones de 45μg y 65μg, respectivamente.
Las etapas críticas con mayor riesgo de desarrollo de ginecomastia son el período neonatal, la pubertad y la vejez.
Analicemos una por una:

  • Recién nacido: Aparece la ginecomastia por transferencia de los estrógenos de la madre a través de la placenta, se resuelve sin problemas y no necesita atención médica.
  • Pubertad: Cuando en el cuerpo del varón se da el pistoletazo de salida para la secreción hormonal a gran escala, el primero en salir es el estradiol, acompañándolo más rezagada, la testosterona, sobre todo si la pubertad es precoz. Poco a poco con el paso de los años se alcanza el equilibrio entre ellas y es raro que se mantenga la ginecomastia después de los 21 años por esta causa.
  • Vejez: En el envejecimiento va descendiendo la testosterona (hormona sexual masculina) y aumenta la actividad de la aromatasa, un sistema enzimático que transforma las hormonas sexuales, testosterona y ∆^4-androstendiona en estrona (hormona sexual femenina) en grasa y piel.
    La conversión de andrógenos en estrógenos conlleva la eliminación del grupo metilo angular en C-19 por acción de la 19-aromatasa.

Aparte de estas causas fisiológicas, determinadas patologías más o menos graves o algunos tratamientos o incluso alimentos pueden producir ginecomastia:

  • Enfermedades hereditarias como el Síndrome de Klinefelter.
  • Hiperplasia y tumores feminizantes de las glándulas suprarrenales.
  • Tumores de las células de Leydig y Sertoli, las primeras se encargan de segregar testosterona en el testículo y las de Sertoli se encargan de regular las funciones y el desarrollo de las segundas.
  • Síndrome de exceso de actividad de aromatasa, generalmente genético.
  • Enfermedades hepáticas: El hígado no es capaz de catabolizar a buen ritmo la androstendiona por lo que pasa a aromatizarse a estrógenos en los tejidos periféricos.
  • Medicamentos: Anticonceptivos orales, fitoestrógenos (soja), digital, ketoconazol, marihuana, terapia con hormona del crecimiento, cimetidina, etc.
  • Manipulación de estrógenos bien en el ambiente laboral o por mal uso, como es el caso de una costumbre muy publicitada en algunos foros como es la de lavarse el pelo mezclando 2 pastillas anticonceptivas con el champú habitual para conseguir un pelo fuerte, brillante y sedoso.
    Cuando se leen estas sugerencias, da la falsa seguridad de que los estrógenos de las pastillas anticonceptivas no se absorben. ¡Falso! Los estrógenos se absorben muy bien a través de la piel, de hecho las concentraciones de estrógenos en sangre son más altas en las presentaciones de parches transdérmicos que por vía oral.
  • Descendientes de mujeres que se aplican cremas con estrógenos.
  • Cremas o lociones cosméticas como alisadores de pelo que pueden llevar estrógenos en su composición o estar contaminados por ellos (más frecuente entre la población afroamericana).
  • Carnes y lácteos provenientes de animales a los que se les ha administrado estrógenos.

No pretendo ser alarmista, aunque da la sensación de que nos rodean más peligros de los que podemos llegar a imaginar.
Nuestra compra diaria debe ser coherente y tomar las mismas precauciones con nuestros hijos tanto en el terreno estético como en la comida, películas o páginas de Internet. No porque sea una crema comprada en un supermercado, en Internet o en la misma farmacia es inofensiva para todo el mundo.

Mª Jesús

Esta entrada es la participación de Vendo mi cuerpo por ser delgad@ en la XXI Edición del Carnaval de Química que en esta ocasión organiza Pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión y la aportación al XX Edición del Carnaval de Biología que en esta ocasión organiza Forestalia.

Anuncios

2 pensamientos en “Crema exuberante

  1. ¡Qué impacto! ¿Sabes qué dosis contienen las cremas, y a partir de qué dosis se producen efectos adversos (supongo que no se produce bioacumulación al ser hormonas)? Otra duda es acerca de la PDS, tanta hormona en la pubertad no debe ser bueno para el desarrollo del cerebro, ¿conoces algún estudio (si lo hay)?
    Perdona que te bombardee a preguntas, es que me has dejado helada!

  2. El daño es producido por una alteración en el equilibrio de estrógenos/andrógenos, y éste varía según las edades y composición corporal. Por eso debemos considerar más la susceptibilidad a los estrógenos en las diferentes etapas de la vida que a la dosis en si.
    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s