Regulación del apetito

Vitrubio

Nuestro organismo es como una efervescente ciudad cargada de vida y actividad. Miles de células en armonía realizan su trabajo afanosamente para que todas las funciones corporales se lleven a cabo con presteza y efectividad.
El intercambio de información es constante a través de señales eléctricas o mensajeros químicos para que el ritmo no cese nunca, ni cuando ésta, nuestra ciudad, aparentemente duerme.
Todos los días nuestro cuerpo despierta con nuevos retos y posibilidades. Nacen diariamente muchas células, se forman conexiones cerebrales nuevas, se crean, se discuten proyectos y se toman decisiones.
Consideramos que nuestro cuerpo es perfecto pero a veces nos cuesta verlo así. No entendemos por qué de repente nos duele, sin motivo aparente, una pierna; por qué algunos recuerdos desaparecen para siempre de nuestra mente o por qué a veces somos incapaces de controlar nuestro apetito.
Probablemente a veces se habrán hecho alguna de estas preguntas: Sigue leyendo

Anuncios

El Colesterol se defiende

Colesterol

Mi nombre es Colesterol.
Vengo a reivindicar mis derechos y demostrar mi inocencia ante la avalancha de informaciones y noticias sobre mis supuestos efectos dañinos en la salud humana.
Me dispongo a dirigir mi defensa para así dar a conocer mis funciones en el organismo y demostrar que soy parte vital del mismo y no un tóxico como me catalogan la mayoría de las personas ignorantes en el tema. Por eso quiero dejar claro unos puntos básicos:

  1. Soy una molécula esencial para el ser humano, sin mí no estarían ahora mismo leyendo este post.
  2. No soy una grasa, ni buena ni mala. Soy un lípido esteroideo.
  3. No necesito que me ingieran con los alimentos, sus células se encargan de sintetizarme. Lo pueden ver en las personas vegetarianas que comiendo únicamente productos vegetales (solo los alimentos animales me contienen) tienen colesterol en sangre.
  4. La mayoría de las células corporales tomándome a mí como base, fabrican una serie de hormonas (que sin ellas aparte de ser estériles, estarían muertos) como la progesterona, el estradiol, la testosterona y el cortisol además de la aldosterona y la vitamina D.
  5. Formo parte de la capa córnea de su piel, sin mí todos los productos químicos que utilizan en su cocina, baño o trabajo, pasarían sin problemas a su torrente sanguíneo y no creo que le sentará nada bien a sus órganos el quitagrasas de la cocina, el tinte del pelo, la lejía o el quitaesmaltes. Además, sin mi presencia en el interior de su piel perderían mucha agua por evaporación, situación que sería muy peligrosa e incluso mortal un día de calor. Las pérdidas hídricas podrían alcanzar 5-10 litros en lugar de los 300-400 ml habituales.
  6. Soy un constituyente básico de la bilis. Las sales biliares componentes de la misma se forman a mi costa y son las encargadas de emulsionar las grasas que toman con los alimentos y favorecer así su absorción. Sigue leyendo

Premio Dardos

Escribo porque me gusta, porque quiero aprovechar esos momentos de inspiración y atrapar esas ideas efímeras que si no las plasmas en un papel o en un ordenador se irán para siempre.
Escribo porque me fuerza a centrarme en temas interesantes y no divagar en banalidades que me llevan irremediablemente a la frustración.
Escribo porque quiero compartir mis conocimientos. El conocimiento me da libertad. Te pueden atar físicamente pero nunca doblegar intelectualmente.
Escribo porque quiero aportar mi granito de arena para que el hombre evolucione como especie. Lo único que nos salvó de perecer obsoletos en el camino de la evolución fue el avance en nuestro conocimiento.
Escribo porque tenemos ante nosotros la oportunidad de avanzar juntos. La panorámica que se nos presenta quizá no sea la mejor, pero en este nuevo año la podemos cambiar con optimismo y alegría.
Por eso ¡qué mejor que empezar 2014 con un premio!
Nos encanta que nuestro trabajo sea reconocido. Es un refuerzo positivo que nos infla de fuerza y ganas para seguir escribiendo. Quiero dar las gracias a Eduardo Lauzurica, autor del blog “Cuaderno en piel”, por haberme concedido el “premio Dardos” y permitirme que yo pueda ofrecérselo a 15 blogs que merecen mi respeto y agradecimiento por aportarnos “Avance y saber”. Sigue leyendo