Bioimpedanciometría

La historia de la electricidad, con sus progresivos descubrimientos, causaron desde siempre una gran revolución. La encontramos en nuestras casas, en nuestros coches, en las calles, en el mar, en la atmósfera con sus 6.000 rayos/minuto, etc.

En nuestro propio cuerpo se producen fenómenos eléctricos gracias al generador del sistema nervioso, que propaga su corriente por el cableado de los nervios.

La electricidad tiene multitud de aplicaciones. En medicina se usa tanto en las técnicas de diagnóstico como en las terapias curativas, siendo el resultado de muchos años de trabajo e investigación que dan fruto a marcapasos, láseres, desfibriladores…

Una de las técnicas diagnósticas actuales basadas en la electricidad y de uso extendido en la nutrición es la bioimpedanciometría para el estudio de la composición corporal. Sigue leyendo