Vivir sin grasa

La búsqueda del cuerpo diez es una constante en los últimos años que se ha convertido para algunas personas en algo más que una obsesión. Cuerpos con músculos, tendones y huesos tan marcados que parecen sacados de las fotos de los atlas de anatomía.

¿Qué pasa con la grasa? ¿Sólo la consideramos un abominable estorbo? Si no vale para nada, ¿por qué la evolución no se encargó de eliminarla durante los miles de años que llevamos habitando este planeta? Y, ¿Por qué los seres humanos, junto con los cerdos, poseemos el mayor número de adipocitos por superficie corporal (más o menos 40.000 millones de células adiposas)? ¿Es que la grasa se comporta como los espías de los servicios secretos con funciones de vital importancia para nuestro organismo que nosotros desconocemos? Sigue leyendo

Anuncios