Obesidad y genética

Con los avances científicos en los últimos decenios se han abierto las puertas de nuestro conocimiento a algo que siempre intuímos pero que quedaba lejos de nuestro entendimiento.
El diseño, el funcionamiento e incluso los defectos que afectan a nuestro cuerpo tenían que estar encriptados en algún sitio con el único fin de manifestarse en el momento oportuno; un plano guardado en un sitio privilegiado.
Desde que Watson y Crick descubrieron nuestro particular mapa del tesoro en el núcleo de cada célula, se abrieron muchas puertas a la imaginación y al estudio; puertas que abren multitud de posibilidades a distintas ciencias.
La ilusión y la esperanza de muchas personas emergieron con la idea de poder prevenir e incluso modificar el curso de las enfermedades y patologías que nos afectan y, ¿por qué no?, hacer alguna mejora para vivir más guapos, más delgados y más jovenes durante un tiempo más largo. Sigue leyendo

Anuncios