Grasa mechero

El concepto de perfección ha ido cambiando a lo largo de los siglos, sobre todo si nos basamos en el punto de vista físico. En la sociedad actual sólo podemos ver la belleza en unas facciones afiladas y en un cuerpo estilizado. Nos cuesta reconocer unos ojos o una boca preciosa en una persona obesa. Nos cargamos de prejuicios contra ella en el primer encuentro, sin conocerla más a fondo, por eso no es de extrañar que una de las piedras filosofales de la actualidad sea una sustancia ideal que elimine el exceso de grasa.

Como escribí en anteriores entradas eliminar toda la grasa corporal es incompatible con la vida tal como la entendemos, pero ¿quién nos dice que dentro de miles de años, la evolución, dejándose llevar por nuestros esfuerzos de destruir la grasa, ésta vaya desapareciendo, dando lugar a otras moléculas con las mismas funciones y que ocupen menos espacio, como los chips electrónicos que cada vez son más pequeños?

La solución de un cambio evolutivo es un poco lento por eso se están buscando otras alternativas y una de ellas es la de convertir la grasa blanca en grasa parda, que son dos modalidades del tejido adiposo con funciones bien diferenciadas. Sigue leyendo

Anuncios