La venganza del lobo

NOTICIA:

El lobo de caperucita acaba de llegar a la ciudad envuelto en una multitud que lo aclama. Lleno de emoción, con los ojos cubiertos de lágrimas y las manos temblorosas saluda uno por uno a todos los habitantes del pueblo. Rogó públicamente el perdón a Caperucita y a su abuela por el daño que les había causado y les pidió que le dieran la oportunidad de vivir otra vez en el pueblo donde están sus mejores amigos y familiares.

El lobo volvió a ocupar su vieja cueva, situada en la zona más espesa del bosque. La adecentó y preparó una huerta preciosa donde incluso dejaba pastar las vacas de su vecinos. Se convirtió en un vecino ejemplar, y para sorpresa de todos, en un gran cocinero. Los vecinos del pueblo estaban anonadados viendo como su cocina se convertía en un sofisticado laboratorio donde empezaron a salir maravillosos platos y deliciosos postres que eran la delicia de todos los que se acercaban a probarlos. Los curiosos no paraban de llegar y el lobo disfrutaba viéndolos comer. Pasaba el día cocinando y siempre tenía el detalle de hacerle algún paquetito con comida a algún vecino que no podía visitarlo.Todos lo animaban a que montara un restaurante, pero él se negaba diciendo que lo hacía sólo por hobby. Sigue leyendo

Anuncios

Dieta y medicamentos

“Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento” nos lo aconsejaba Hipócrates de Cos, el padre de la medicina en el siglo V antes de nuestra era.
Todos los alimentos que ingerimos no existen en la naturaleza para nuestro consumo y deleite exclusivamente, sino que tienen otras funciones. Nosotros los utilizamos por sus valiosas propiedades nutritivas y gustativas, pero dentro de cada alimento que comemos existen más de 200 sustancias diferentes, llamadas aditivos naturales, que a pesar de no ser nutrientes los ingerimos igualmente. Con esta variedad de sustancias alimenticias es muy fácil que alguna de ellas interactúe con algún fármaco. En la vida diaria no llegamos a sospechar nada de esto porque ante cualquier reacción rara que notemos al tomar el medicamento lo desechamos, aún habiéndolo tomado mucho tiempo y considerándolo seguro, sin pararnos a pensar que es inocente y que los realmente culpables somos nosotros por nuestra torpeza y falta de información.
Cuando tomamos algún fármaco, Sigue leyendo